Lur paisajistak es un estudio de paisajismo situado en San Sebastián y dedicado al diseño de parques y jardines, planificación territorial, urbanismo y sostenibilidad. Lur aporta una visión acorde con las estéticas del momento e incorpora al proyecto el entendimiento y adaptación de los procesos ecológicos
admin

El proyecto de la rotonda de Plaza Europa surge desde la necesidad del servicio municipal de proyectos del ayuntamiento de Donostia para integrar la preexistente escultura de Andrés Nagel en la nueva rotonda. Se trataba de entender las cualidades espaciales de la escultura de 5 m. de altura de bronce que representa un tipo de animal de tres patas el cual soporta una dama haciendo el pino en su lomo, y crear un espacio acorde a la escultura. Nuestro análisis de la escultura coincidió con una magistral ponencia de Xavier Mariscal, el cual nos enseñó cómo en su proceso de de diseño dota de vida a los objetos que diseña, creándoles un entorno global lleno de familiares y amigos, en definitiva, creando todo un ecosistema al elemento objeto de diseño.
.
Esta adaptación del entendimiento de la ecología al proceso de diseño industrial o gráfico junto con un esperanzador sentido del humor nos condujo a realizar la propuesta de la rotonda desde la necesidad de dotar a la escultura de su propio ecosistema.
.
La escultura llevaba años expuesta al sol y consideramos que requería sombra para suavizar su obligatoria permanencia estática. Por tanto, las situamos a la sombra de unos pinos piñoneros, confiando que un canto de Maria del Monte la animase a andar… Protegida la escultura del sol debíamos de proveerla de hierba para satisfacer su hambre y con este fin se creó una pradera ondulante, tapizada por infinidad de gramíneas de distintas especies, que aportan un aspecto salvaje a la rotonda.
.
Las primeras críticas vecinales sobre la rotonda exigían que se quitasen los "hierbajos" que la gente tendía a asociar con malas hierbas, que en este caso de malas no tenían nada ya que eran el sustento del animal de bronce.
.
Satisfecha la sombra y la comida, el proyecto de la rotonda se completa con la necesidad de ambientar la escultura en otro tiempo, en un tiempo mágico propio de este peculiar ecosistema, para lo que recurrimos a la instalación de un sistema de de niebla artificial que se activa a primera y última hora del día y que nos ayuda a transportarnos al mágico mundo de la escultura